12.30.2010

Costumbre de hacer balances en los últimos días de cada año. Siempre estas noches de sentimientos encontrados; entre algunas tristezas, nostalgias y esperanzas, de esas que se saben enormes, y que quieren construir sobre cualquier ruina o seguir mejorando la arquitectura de lo que ya existe.

Hace un rato estaba leyendo a Galeano, y me encontré con este escrito que me gustó mucho:

Profesión de fe
Sí, sí, por lastimado y jodido que uno esté, siempre puede uno encontrar contemporáneos en cualquier lugar del tiempo y compatriotas en cualquier lugar del mundo. Y cada vez que eso ocurre, y mientras eso dura, uno tiene la suerte de sentir que es algo en la infinita soledad del universo: algo más que una ridícula mota de polvo, algo más que un fugaz momentito...

Gracias, a todos mis contemporáneos y compatriotas :). Sin mucho más que desearles muchas risas y sonrisas, ideas, oportunidades. Mucha música, descubrimiento, encuentro, muchas lunas y muchos soles para encandilarse…

me despido como dice una amiga,
abrazo rompecostillas!

4 comentarios:

CEH notancul dijo...

Eh colega! Gracias por la visita.
Cuánto hace que no pasaba por este el blog de las "cositas buenas" como aquello que toca De Lucía.
Pero vuelvo, justo a tiempo para irme de este año, no sin desearte, lo mismo, un "lo que viene" copante.

Un abrazo che!

yaye dijo...

Brindo por eso!
Salú!

*emiLia dijo...

yaye no parás de brindar jajajaaj no parás

yaye dijo...

la abuela y la tia me lo pegaron... a mi, la hermana mayor.
[herencia se llama eso, jaja (?)]