5.31.2009

Me encantan esos días simples que, sin tener algo puntual que los distinga de un día más en el mundo hacen, sin embargo, que todo se vea mucho más simple.
Esos días en los que uno, sin motivo aparente ni tangible, está feliz.
Tranquilo. Positivo. Desatado.
Todo cierra perfectamente, y a la vez se abre. Se ramifica, se promete.

8 comentarios:

FIGURONES dijo...

Emilia figurones gusta de vos!

nazu dijo...

hoy me pasó lo mismo...

creo que dormir más de 4 horas y no cursar me hace sentir más humano.

qué lindo leerte.

saludos.

Mariano Andrés dijo...

no sé si que vengan una vez cada tanto está bueno o no porque por un lado estaría mejor que vengan más seguido pero por otro lo poco es privilegio

EHL GIL dijo...

emilce

*emiLia dijo...

nadie me está dando trompaditas! já

(y que este no sea el comentario detonante jajaj)

ayelita dijo...

pense satamente lo mesmo y me voy a dar el gusto de ser la primera :D jojo..

lo escribiste vos, no? tiene tus olores (?)

te adoro fea!!

Anónimo dijo...

A veces son tan simples que no nos damos cuenta de las pequeñas cosas que estan presentes en esos dias,.... una vez que nos faltan imposible volver a vivirlos y se nos vuelve mas complicado retomarlos.
palabras de anonimo..sin satisfaccion.....

yo y nadie mas que yo dijo...

payaso mudooo de los colores del sol,los olores de la tierra....sentimientos claustrofobicos...... y pensamientos voladores